BIENVENIDOS AL BLOG DE LA "TEORÍA DE LA IDIOLOGÍA", DE MAX KAHL



"Un verdadero tratado original que, en mi opinión, intenta interconectar la realidad que nos rodea objetivamente con nuestros mecanismos neurobiológicos de captación de la misma y todo ello en el universo en el que existimos. El tratado es profundo, complejo y de un indudable valor por el tiempo dedicado a su confección y meditación." Dr. José Cabrera.

EN LAS FICHAS INFERIORES SE HALLAN LOS CONTENIDOS GENERALES Y MUESTRAS CORRESPONDIENTES A LOS 4 CAPÍTULOS DEL TRATADO

Entrevista al Dr. Calvo Vildoso Christian.

He tenido la oportunidad de mantener una charla abierta y profunda con uno de los neuroftalmólogos más importantes de la República Argentina: el Dr. Calvo Vildoso Christian, de la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe. En la misma, hemos indagado sobre la fisiología y funcionalidad del cerebro en lo que respecta a la percepción visual. Para mí es un honor que una eminencia como el Dr. Calvo Vildoso, un profesional de la medicina, haya podido brindarme su tiempo y su conocimiento adquirido a través de los años en el área de la neurología en general y neuroftalmología en particular. Esto viene a colación porque he querido recoger opiniones de profesionales de la neurología, mas específicamente en lo relacionado a la TEORÍA DE LA IDIOLOGÍA.
Los siguientes son extractos tomados de sus propias palabras. Dichos extractos se hallan relacionados de manera directa con algunas cuestiones de la TEORÍA DE LA IDIOLOGÍA:
“No existe una correspondencia entre un cono o un bastón y una célula ganglionar, por lo que existen muchos más de los primeros que de los segundos. De esta manera, una célula ganglionar está conectada a varios conos y bastones. De todos modos, poco se sabe hoy día sobre el funcionamiento de estas células ganglionares, como así también bipolares, células de Müller, etc.”
“Existe sí un correlato microanatómico entre las estructuras retinales, los cuerpos geniculados laterales del tálamo y las posteriores radiaciones que se dirigen a la corteza. Pero la información que llega al área de arribo visual, que es el área primaria, se presenta mayormente diversificada. No está muy claro aún, no obstante, la funcionalidad de ésta área. Lo que sí se conoce es la parte anatómica.”
“De hecho, lo que yo veo no es igual a lo que tú ves. La imagen proyectada en una retina es un fenómeno, pero el cerebro interpreta a su modo las descargas tónicas que le llegan desde esta retina, y el modo de interpretarlo es un resultado puramente neuronal en el cual intervienen diversos procesos de reconocimiento, como la memoria, por ejemplo.”
“Los actos de percepción son experiencias puramente subjetivas. En el caso de la visión, no existe una correspondencia un cono-una neurona, por ejemplo. Esto está demostrado ya mediante estudios anatómicos y topológicos. Por eso, tiene sentido concluir que las imágenes que vemos en nuestros cerebros no son exactamente iguales a los objetos externos en sí. De hecho, muchas patologías lo confirman, como por ejemplo la teleopsia, la macropsia, la metamorfopsia, etc.”
“Las imágenes obtenidas de las áreas cerebrales mediante tomografías computadas o resonancias magnéticas funcionales muestras morfología, no funcionamiento. Los estudios y experimentos funcionales han comenzado hace relativamente poco y serán el paradigma de la medicina futura.”
“La percepción visual y la posterior interpretación del mundo están condicionadas pura y exclusivamente por la organización fisiológica y anatómica del cerebro.”
“Efectivamente, los fenómenos físicos del entorno inducen procesos fisiológicos que se derivan en procesos electroquímicos en la corteza, pero desde ya que se trata de diferentes sistemas, por lo tanto, de diferentes codificaciones, no relacionadas idénticamente, pero sí correlativamente.”
En resumen, lo expuesto por el Dr. Calvo Vildoso concuerda perfectamente con los enunciados de la TEORÍA DE LA IDIOLOGÍA, en los cuales las neuronas poseen sus propios mecanismos internos, mediante los cuales, basándonos en nuestra percepción y posterior razón, dotamos de ciertas propiedades objetivas al universo que nos rodea, cuando realmente lo que percibimos no es igual a lo que existe “allí afuera.”
Web del Dr. Calvo Vildoso Christian aquí.